Hace mucho un gran escritor decía que lo esencial es invisible para los ojos y cuanta verdad había en sus palabras. Lo realmente importante, por lo que vale la pena la vida no está a la simple vista , hay que darle uso al corazón y aprender a utilizar los ojos del alma para descubrir las maravillas que se esconden en las cosas más simples. En una sonrisa, en una mirada, en una letra, en un te quiero.

Si supiéramos esto quizás olvidaríamos un poco los complejos que nos hacen sentir inferiores, las penas que tantas veces nos sucumben en la tristeza ; si recordáramos de vez en cuando lo valiosos que somos para el más grande, tal vez perderíamos el miedo y encontraríamos el camino.

Porque lo que queda  es lo que tenemos dentro,  nuestros pensamientos , nuestros recuerdos, nuestros sentimientos, el como vemos la vida, lo demás simplemente se irá, tan rápido como vino, lo superficial, eso que nos importa tanto hoy, pasará.

Silvia Contreras.

Pd: Dibujo por mi amigo Itamar Mueses.

Anuncios