Así como un tesoro es protegido, para evitar ser robado por personas desprovistas de respeto, así te guardo yo en mi corazón, como el bien más preciado, el  que debe ser más cuidado, más valorado.

   Apareces como una única  estrella en medio del oscuro firmamento, la más brillante de las estrellas, la más especial, ni siquiera la luna te hace competencia, se ha escondido entre las nubes para no ser tercera en nuestro encuentro. ¿Si te pido un deseo me lo cumplirías? 

   Eres la fuente más abundante de inspiración con la que cuento, ningún paisaje, pintado por el gran artista, me ha inspirado tantos suspiros, tantas letras, tanta sorpresa. Tu eres mi secreto. 

  Silvia Contreras. 

Anuncios