Ese lugar que te causa un sentimiento de seguridad, de que nada puede alcanzarte o dañarte, en el que todo es perfecto, aunque sea por poco tiempo, a eso yo le llamo burbuja.

    Le he nombrado así por lo frágil y pequeñas que son estas normalmente. Nuestra burbuja no es sólo un lugar específico, puede ser más de uno:nuestra habitación, un jardín, una iglesia…Por otro lado aveces incluimos a personas en esta burbuja, son personas que nos hacen sentir lo mismo que algunos de los lugares ya mencionados: paz, seguridad, confianza. Estás personas son seres especiales, porque son contados, son pocos a los que les damos un lugar en nuestra pequeña burbuja. A esas personas las apreciamos de forma significativa y podemos ser con ellos nosotros mismos.

    Pero como mencioné anteriormente la burbujas son frágiles, se rompen en segundos y en parte esto eso nos hace añorarlas más e intentar alargar su duración, para así escapar de un mundo tan lleno de problemas que vemos y nos quieren hacer ver. 

     Silvia Contreras. 

Anuncios