No se apagará jamás mi luz. No importa cuantas veces intentes apagarla pues nace de una fuente superior  y en cada golpe me fortalezco, cada vez que caigo vuelvo a volar con nuevas alas, aún más fuertes que las de ayer, más alto de lo que nunca pensé. 

     A mi corazón nunca más le afectarán tus humillaciones, reire cuando en vano intentes maltratarme porque no te daré de nuevo ese poder. Me niego a rendirme ante tus deseos de hacerme sentir menos, soy más fuerte que ayer, aunque caiga  resistire porque creo en mi, porque no soy de las se rinden a la primera. Se  que por algo estoy aquí y tu no serás quien me impida demostrarlo. 

Silvia Contreras. 

Anuncios