Encajar no es fácil para una persona diferente; ser  alguien diferente es mirar de un modo peculiar todo y a todos, se trata de sentirse solo en medio de un mundo donde todos parecen iguales. Es sentirse triste por el rechazo hasta de los más cercanos que no logran entender tu extraño proceder. 

     Es no comprender porque solo tu te fijas de ciertas cosas o porque la resistencia a actuar de otras. Es preguntarse continuamente si hay algo malo en ti, ¿porque sólo tú te emocionas al punto de llorar por palabras que no tienen importancia o que lo tienen solo para ti?. 

    Ser diferente es un don o una maldición, depende el punto desde el cual se observe. Por un lado estas feliz por sus pocas, pero sublimes ventajas, por otro lado conlleva una soledad desgarradora si eres alguien sentimental. No sabes que está bien o que está mal, porque para ti también son diferentes las cosas que tienen importancia. 

Pero si de algo estás seguro es que en realidad no estás solo aunque aveces así te sientas, que terminarás por encontrarte a ti mismo y desde ese momento no perderás nunca el camino, porque puedes ver más allá, el futuro parece brillante e irreal, pero casi puedes tocarlo con tus manos, y no dejarás de buscarlo hasta tenerlo contigo para siempre. 

Silvia Contreras. 

Anuncios