No caeré ante el cansancio porque es pasajero, no caeré ante las malas circunstancias, porque  pasan y te dejan enseñanzas. Que sencillo resultaría dejarme caer, el quedarme en  el agujero, el cerrar los ojos ante los problemas; pero también que fatales consecuencias para mi traería.

En esos momentos en que mi cuerpo me pide que abandone, que de vuelta atrás, que ya no puedo más, surge la necesidad de encontrar mis fuentes de energía, mis ilusiones, mis guías, lo que en primer lugar me impulsó a trazar metas y avanzar. 

Busco en mi corazón, en mi alma, lo que mi cuerpo ya no alcanza.Nuevas estrellas aveces debo trazar en el firmamento, para que vuelvan las fuerzas que faltaban,  el ánimo y las esperanzas. Encuentro en estas estrellas la salvación, y cada vez que brillan, puedo alzar mis ojos y perder el cansancio, renovando energías. 

Silvia Contreras.

Anuncios