Nada más cautivante que mirar sus lunares, la forma de sus labios…. Nada  más cautivante que la forma en que me mira mientras yo le observo detalladamente; su sonrisa termina quitandome el poco raciocinio que me quedaba. 

   Eso es verdaderamente caótico, enfermizo, saber que sólo puedo mirar, que debo mantener mi distancia, mientras todos esos oscuros pensamientos escuecen por dentro cada parte de mi ser. 

    Y al final solo me queda la soledad y mis fantasías  que me acompañan en las noches.  

 ~Patzz. 

Anuncios