No viviremos para siempre, esta es la realidad. Estamos solo un rato por aquí, pero actuamos como si siempre tendremos otra oportunidad; como si nuestro cuerpo pudiera con todo  peso, con todo estrago y vicio, como si nos esperara vivir la eternidad. Pero no, somos temporales. 

    Cuan frágiles somos y es la vida. Hoy estamos aquí, pero el mañana es un completo misterio; no hay una forma de estar totalmente seguros de que todo seguirá igual; tenemos tanto que perder. 

   No obstante comprendo que no debemos vivir asustados por la muerte, debemos verla solo como una visita que tarde o temprano tocara a nuestras puertas, llevándose algo que en realidad nunca nos perteneció. No somos eternos, somos  efímeros. 

 Silvia Contreras. 

Anuncios