Mis pensamientos, mis sueños, mis locas fantasías, tienen un poder que aunque sabia existía, jamás  había experimentado. Mis ilusiones no se quedaron en mi mente, supongo que ponía demasiada fuerza y amor en cada detalle, en cada pequeña idea, al final estas se han unido para formar una historia, una gran historia que no distancia mucho  a la realidad.

  Ahora me invaden las acostumbradas dudas, ¿estaré lista para vivir mis sueños?, ¿tendré la fuerza para enfrentar mis ilusiones?. No quiero pensar que al final las alas no me ayudarán a volar, que todo quedará en sueños de mariposas. 

   Ha sido un tanto irreal ver mis fantasías frente a mis ojos, convencerme de que no estaba en otro de mis  vívidos sueños. Ya ha pasado un tiempo, y justo ahora es que estoy sintiendo mis pies en tierra otra vez. Jamás despertaba, por eso me  di cuenta de que no soñaba. Pero aún  veo las mariposas, las mismas de mi sueño preferido , ese sueño que no olvido porque hoy está vivo. 

   Silvia Contreras. 

Anuncios