Algo de mi queda en todo lo que hago, voy dejando mis pequeños fragmentos en cada acción. Dicen que la voz es una de esas representaciones claras del alma; la mía es baja, mi voz casi no escucharía en una multitud, por eso mis palabras deben ser precisas, debe hacerse escuchar , que los demás hagan  silencio para escuchar. 

      En cada letra que escribo se ven envueltos mis cambiantes  pensamientos y constantes criterios, algo de mi hay en cada desición y en cada certeza. Es maravilloso darse cuenta que no somos algo material que se puede malgastar, mientras más damos de nosotros, más tendremos para dar, como una fuente inagotable.

    Que todo lo que logremos dar sea una buena representación de lo que sabemos que somos, que el mundo pueda vernos más allá de las apariencias y las actuaciones, al final lo importante es que nuestro interior, “nuestra conciencia” este tranquila , poder dar algo de nosotros  sin miedos, sin esperar. 

  Silvia Contreras


    • Instagram: silvian_art 
    • Twitter: @silvian_art 

Anuncios