Aunque tarde, siempre vuelvo a tratar de definir con palabras su amor. Es claro para mí, este una lógica humana no tiene, pues nosotros tenemos límites, líneas que ni siquiera nuestra  imaginación puede surcar. Omnipresente, en todos lugares está, ¿pero como?; omnipotente ¿existe en realidad un poder igual?.Son  el tipo de cuestiones que nuestro razonamiento jamás podrá alcanzar. 

   Nuestra necesidad por  tener una explicación  para todo, se ve detenida por lo inexplicable y cuando esto se presenta, preferimos decir que esto simplemente no existe. Con que facilidad nos mentimos para sentirnos más seguros; con que facilidad preferimos aceptar lo ridículo, ante  lo que puede sobrepasar nuestra realidad.

   Su amor sin dudas esta presente, es una sombra en la que pocas veces nos fijamos, pero que siempre está ahí para acompañarnos y brindarnos su apoyo. Nosotros tenemos el poder de decidir si regresar a los brazos amorosos de un Padre, que inexplicablemente siempre nos ha amado. 

Silvia Contreras. 

Anuncios