-¡Toc, toc!
-¿Si?
-Es la navidad.
-…..

Así de sorpresa, siempre llega la navidad.
Recuerdo que habían años en que solía esperarla
con ansías, todo ese brillo, todos esos buenos
sentimientos que se respiraban, eran casi
irresistibles para cualquier niña.

Pero ahora,para mi llega como una visita total-
mente inesperada,tal vez porque ahora no tengo
tanto tiempo, ni tantas inocentes ilusiones.

Llega y tengo que preparar todo de
un momento a otro. Todo debe ser perfecto.
La paz que pensaba iba a recuperar, se vuelven
compromisos con todos los que conozco y
estoy por conocer.

Este año todo fue un poco apagado,simplemente
no estaba en condiciones para recibir
visitas, espero la navidad halla comprendido.
Tenía un sin sabor, que no me permitiría
disfrutar, aunque hiciera un esfuerzo.

Después de sopesar todo encontré la raíz
del asunto, en realidad, mi problema no era
con la navidad, sino conmigo.No podía encontrar
la manera de darle cierre a un año,tan sobrecargado
de tantas cosas, buenas y malas.
Choques muy fuertes he tenido, y creo que aún
sigo asimilando que todo ha pasado en verdad.

Pero también, ya no soy la misma niña,
Ya no tendré las mismas navidades.
Todo sigue cambiando.
La navidad es una buena fecha para recordarlo.

Silvia Contreras.

Pd: ¡Espero tuvieran una felices fiestas!.

Anuncios