20180109_134916_20180109164736125.jpg

Porque yo siempre me arriesgo…

Me atreví a buscarte, recorrer cada rincón de tu débil corazón, tal vez débil por engaños o simplemente por ilusiones no cumplidas.

Has de llamarme compañía engañosa, porque todos aquellos amores que se han disfrazado de mí, te han ilusionado y luego simplemente se han marchado, esos amores no son más que aquel juego de niños, de tu me besas y yo me escondo; luego llegamos a la juventud y ninguno de los dos recordamos.

¡Pero he aquí! Aquella musa o boceto con rasgos finos que siempre ha estado en el fondo de tú corazón, o en aquella parte de la razón que el corazón olvida.

He venido a ti a recoger cada pedazo de los ya convertidos en escombros.

Dijo él: ¿Y cómo has de recoger este desastre?

Respondió ella: No necesito todos tus pedazos, recogeré algunos y tomaré otros de los míos y construiré una mejor versión de ambos.

Con esta construcción nuestros corazones serán uno sólo y funcionará mejor que antes y aunque ambos sabemos que es estar destrozados y de nuevo maltratados.

¿Tomarás el riesgo?

Yarine Rivas Rivas.

08/01/18

Pd: ¡¡¡tenemos nueva colaboradora(¿s?) en nuestro espacio!!!

Anuncios